Les comentaba a un grupo de vendedores  algunos de los secretos de la prosperidad y mientras lo hacia observaba sus ojos y sus reacciones. Me estaba refiriendo al principio de Pareto, que también se conoce como la regla 20/80 que establece que en una organización de ventas, el 20 % es el responsable del 80 % de la producción.

Les decía que el propósito de ese entrenamiento era ayudar a detectar y aprender los detalles que hacen alguien pertenezca al 20 % ya que ese grupo gana hasta 16 veces más que el 80 % restante según lo menciona Brian Tracy.

No me cabe duda que es mucho más fácil hablar en público cuando le puedes ver el rostro. En mi caso es como que recibo cierto mensaje que me sirve de guía para mucho de lo que debo decir.  Creo que esos son momentos mágicos de inspiración que llegan de otro lugar.

Como en este momento no estoy viendo a los ojos de mi audiencia, me toca imaginar que alguien esta leyendo esto y que si ha llegado hasta aquí, es porque le debe interesar un poco lo que puedo contar en este artículo.

Yo creo que todos podemos lograr más, conseguir más de la misma forma que todos podemos ser más.

De acuerdo a mis observaciones y también gracias a otras personas que han dedicado mucho tiempo a estudiar y  detectar qué es lo que distingue a este grupo que llamaremos del 20 %, puedo mencionar que estas personas no nacieron en ese grupo, simplemente son de cierta forma y actúan respondiendo a su forma de ser.

He aquí algunos de los rasgos que los separan del resto:

1.Responsabilidad. Saben que son la causa de todo lo que logran. Esto implica que no buscan culpables en su entorno, sino que aceptan de que todo depende de ellos.
2.Resiliencia. No se dejan moldear por las circunstancias abversas, sino que perseveran y se recuperan mas rápido que otros cuando las cosas no salen bien. Si las circunstancias no se dan, buscan como producirlas.
3.Disciplina. Tiene buenos hábitos y como dice Og Mandino saben ser esclavos de ellos
4.Respeto. Cuidado de si mismos, pensamientos, palabras, compromisos y relaciones tanto personales como de negocio.
5.Selectivos. Distinguen y seleccionan con quien andan y los lugares que frecuentan y cuanto tiempo le dedican.
6.Pasión. Son felices y disfrutan lo que hacen. Aunque en este tema hay quienes piensan que no saben que viene primero, si el huevo o la gallina. Es decir, les gusta y se apasionan porque les va bien, o porque les va bien les gusta y se apasionan.
7. Perfeccionistas. Siempre están buscando como mejorar sin importar lo bien que les esté yendo.

Las personas del 20 % ganan y poducen muchísimo más que el resto, pero no tienen muchisimas diferencias con el resto. Pueden ganar 16 veces más y no por eso ser 16 veces mejores. también se sabe que hay un 20 % de ese 20% que gana hasta 50 veces más que el resto y tampoco son 50 veces mejores.

Todos tenemos, Responsabilidad, Resiliencia, Disciplina, Somos selectivos, respetuosos, apasionados y perfeccionistas en alguna medida.

La mayor diferencia está en la forma particular en que estas personas logran el arte. No son personas superiores al resto, tampoco saben o son mas inteligentes que los demás. Son esos pequeños detalles que aplican en forma natural y constantemente lo que les permite sobresalir y conservarse siempre en los primeros lugares de su profesión.

Regresando a ti, mi querido lector, no me cabe duda que dondequiera que te encuentres en este sentido, siempre hay lugar para mejorar y por eso te invito a revisar estas características que antes que ser exhaustivas tienen el propósito de estimular a continuar aprendiendo de aquellos rasgos que si los cultivamos nos pueden a ayudar ser mejores cada día y por consecuencia lograr mejores resultados.

En esto momento vienen a mi las palabras de un gran Maestro que nos dijo que por sus frutos los conoceréis. Es decir, que los frutos son la mejor evidencia de quienes somos. Un manzano, produce manzanas y lo hace porque es su naturaleza hacerlo.

Nosotros, somos seres que tenemos algo muy especial, somos seres que podemos tomar consciencia y literalmente irnos transformando en aquellos que estamos contemplando constantemente. O dicho en las palabras de Earl Nightinagale: nosotros llegamos a ser o a convertirnos en aquello en lo que que pensamos.

Si estas palabras te inspiraron y crees que pueden ayudar a incrementar la consciencia, te pido que corras la voz.

Con respeto y afecto,

Horacio Alfonso

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather


Entradas recientes

Siete Cualidades del 20 %

Les comentaba a un grupo de vendedores  algunos de los secretos de la prosperidad y mientras lo hac...
Read More

El Espejismo de la Felicidad y el Exito

Cuando era niño mi padre me dejaba a veces tomar el volante del fíat 600 que teníamos. Recuerd...
Read More

¿Que pasó con las Metas?

¿Olvidaste las resoluciones de año nuevo? Seguramente ya has escuchado que hacia fines del primer...
Read More

(C) 2015 La universidad del Éxito Todos los derechos reservados.
Diseñado por: GammaGroup & Asoc.

Google+